Las Palmeras solitarias de Ramón Eder.

Cuando leo un libro de aforismos tengo por costumbre señalar con una pequeña inscripción a lápiz los que más me gustan. Es un intento, vano en la mayoría de las ocasiones, de protegerlos del rodillo del olvido para que formen parte de una improbable antología en mi cerebro. Pero también me sirve para medir íntimamente la calidad del libro: si prácticamente todos los textos del volumen están marcados significa que estoy ante un libro memorable, uno de esos que resplandecen en cualquier biblioteca.

Esto es lo que me ha pasado con Palmeras solitarias, la última entrega aforística de Ramón Eder. Que Eder (quizás a su pesar) es el auténtico patriarca del aforismo contemporáneo en España es algo incontestable. Pero no deja de sorprenderme cómo, libro tras libro, mantiene esas señas identidad que lo definen como el excelente aforista que es: el lúcido buceo en la realidad para rescatar el asombro, la poesía delicadamente unida a la reflexión, la voz cercana, amiga, que nos susurra esas certezas que no sabíamos que sabíamos hasta que el aforismo las pronuncia. En otra parte decía el autor que era conveniente que en un libro de aforismos convivieran textos muy buenos con otros memorables. Ramón Eder, con estas palmeras solitarias, lo ha conseguido de nuevo con creces.

 

Entre dos eternidades vivimos unos años y lo llamamos vida.

 

Sin ilusiones no se puede vivir sin tristeza.

 

Nadie nos puede quitar lo que hemos regalado.

 

De muchas personas hasta nos olvidamos que las hemos olvidado para siempre.

 

En ciertas conversaciones lo que no se nos dice es precisamente lo único que oímos.

 

La ironía es reconciliarse con los restos del naufragio.

 

El dolor nos vuelve profundos, pero cuando se nos pasa volvemos a las tonterías habituales.

 

A los orgullosos hay que tratarlos como quien manipula una bomba.

 

Un aforismo es una jaula de la que se escapa un pájaro.

 

El primer beso es como pulsar un interruptor en la oscuridad.

 

Ramón Eder. Palmeras solitarias. Editorial Renacimiento, 2018.

SUSCRÍBETE A MI LISTA DE CORREO
Recibe en tu email todos mis artículos y otros contenidos exclusivos



Usted consiente, a través de la marcación de la presente casilla, al tratamiento de sus datos con las finalidades descritas en la Política de Privacidad.


Deja un comentario

5 + dos =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.